Información válida para Ecuador
Información válida para Ecuador
Buscar
Buscar
Enfermedades de transmisión sexual, probabilidad de contraerlas

Enfermedades de transmisión sexual, probabilidad de contraerlas

Las enfermedades de transmisión sexual son infecciones que se adquieren por mantener relaciones sexuales con una persona infectada.

Las infecciones de transmisión sexual se propagan predominantemente por contacto sexual, incluidos el sexo vaginal, anal y oral. También se pueden reproducir por medios no sexuales: transfusiones de sangre o productos sanguíneos. Algunas infecciones de transmisión sexual pueden contagiar de madre a hijo durante el embarazo o el parto.

Las enfermedades de transmisión sexual pueden ser transmitidas por bacterias, parásitos o virus. Las más comunes son:

En la mayoría de los casos, las enfermedades de transmisión sexual afectan a hombres y mujeres. Son asintomáticas o sólo van acompañadas de síntomas leves que no necesariamente permiten un diagnóstico certero y son descubiertas por casualidad en la consulta ginecológica de rutina, por eso es importante que realicen al menos una vez al año.

Los síntomas varían de acuerdo a cada enfermedad. En caso de SIDA, la sudoración, fiebre, inflamación de ganglios durante más de 3 meses, diarrea crónica, dolor de cabeza, dificultad para respirar. La Clamidia puede producir dolor al orinar, secreción vaginal, secreción uretral o presentarse sin síntomas. El Herpes puede presentarse con úlceras y picazón en el área genital, brotes recurrentes. El Virus del Papiloma Humano puede presentarse con verrugas en la zona genital o ingles, pero puede no tener síntomas. La Gonorrea provoca mucha secreción purulenta, quemazón, fiebre, dolor abdominal. La Hepatitis B por otro lado, puede presentar úlceras indoloras en la zona genital, boca o recto, erupción cutánea en palmas de manos y pies, fiebre, dolor de cabeza, dolor de huesos y articulaciones.

La única forma segura de protegerse de las enfermedades de transmisión sexual es no tener relaciones sexuales.

Pero si se elige mantener relaciones sexuales es importante:

 La buena salud sexual es algo que se debe cuidar ya que en caso de adquirir una enfermedad de transmisión sexual, esta puede acompañar a una persona durante el resto de su vida. Una buena forma de prevención también es evitar la promiscuidad, limitando la cantidad de parejas sexuales. Cuantas más parejas sexuales se tenga, mayor será el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual.

Cifras: por la OMS

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

ADVERTENCIA

El material incluido en este sitio ha sido generado exclusivamente para los profesionales de la salud con fines informativos, así como destinado a orientar sobre el uso adecuado de los medicamentos y a satisfacer sus necesidades de mayor información científica.

Si usted no es un profesional de la salud, Laboratorios Bagó le sugiere consultar siempre a un médico calificado y registrado.